Reseña: El jardín de las mentiras, Amanda Quick

22 noviembre 2016

Amanda Quick · R. Histórico · Ediciones B

¡Pero qué bien me lo he pasado leyendo esta novela! Conozco a Amanda Quick, es una de las veteranas y es habitual encontrarsela todos los años en las mesas de novedades, pero no esperaba que El jardín de las mentiras me gustara tanto. Ha sido una lectura muy entretenida, con chispa, con una trama muy bien hilada, con un romance contenido y especial, con un buen ritmo y una pluma muy cuidada. Sin duda, es la novela que más me ha gustado de la autora en los últimos años.
La agencia de secretarias de Ursula Kern proporciona servicios profesionales a una exclusiva clientela, y Anne Clifton era una de sus mejores empleadas. Sin embargo, la señorita Clifton ha sufrido un trágico destino, y Ursula está convencida de que no se debe a causas naturales.
Slater Roxton, arqueólogo y aventurero, cree que la señora Kern se está inmiscuyendo en un asunto demasiado peligroso. Si la misteriosa y guapísima viuda insiste en agitar el avispero, no tendrá más remedio que estar cerca de ella mientras ambos deambulan por el lado más tenebroso de la alta sociedad. Para descubrir la identidad del asesino, tal vez tengan que desvelar sus propios secretos…
Ursula Kern y su grupo de secretarias son mujeres adelantadas a su tiempo. Se niegan a depender de los hombres, quieren ganar su propio dinero y decidir ellas mismas que hacer con sus vidas. Cuando una de estas secretarias y gran amiga de la protagonista aparece muerta, Ursula, pese a que la policía considera que se trata de un suicidio, sospecha que ha sido asesinada. Decidida a averiguar la verdad, abandona su empleo como secretaria del peculiar Slater Roxton y comienza su investigación. Claro que Ursula no contaba con que su patrón no la iba a dejar marchar con facilidad. Slater, que vivió un calvario tras quedar abandonado en una isla, un cruel destino tras haber salido milagrosamente con vida del derrumbe de una cámara funeraria, lleva una vida apartada y no alterna demasiado con la sociedad. Por eso él mismo se sorprende cuando la noticia de la marcha de su secretaria lo afecta tanto. Juntos, comenzarán una investigación que los llevará a visitar las zonas más turbulentas de la alta sociedad londinense, arriesgando su vida por el camino. La recompensará será la justicia y, quizá, un amor que calme los anhelos de ambos.

El jardín de las mentiras está cargado de aventuras e intriga que captan la atención del lector desde el primer momento y no le sueltan hasta llegar a la última página. El romance es un añadido, un complemento agradable y bonito, pero la trama por sí sola es potente. Con esto no quiero decir que haya poca coherencia entre ambas partes, solo que la trama de misterio es suficiente por sí misma (aunque el romance perfecciona el resultado final).

Amanda Quick nos adentra en el Londres victoriano con gran destreza, recrea con acierto los escenarios de su trama, dosifica el suspense y deja caer todo el peso de la historia sobre dos personajes perfectamente construidos, coherentes e interesantes. Ursula no es ninguna damisela en apuros, es una mujer que ha decidido vivir su vida y ha sido lo suficientemente inteligente como para hacerlo posible en una sociedad que da escasas oportunidades a las mujeres.

El resultado final es una novela completa y potente, con una acertada mezcla de suspense, aventuras y romance, que me ha dejado con una sensación muy agradable y ganas de tener entre mis manos otro título de la autora.

Reseña: Marlene, Florencia Bonelli

18 noviembre 2016

Florencia Bonelli · R. Histórico · Debolsillo

Sensualidad. Esa es la palabra que me viene a la mente cuando pienso en esta novela. Hoy en día, muchos lA confunden con el erotismo, así que luego nos encontramos con novelas en las que no hay argumento más allá de las escenas de cama. Florencia Bonelli conoce muy bien la diferencia y con su estilo, personal e inconfundible, nos regala una historia muy suya: intensa, dominada por un protagonista masculino de gran atractivo, con un contexto rico y una prosa que no escatima en detalles.
La famosa soprano Micaela Urtiaga Four, conocida en Europa como la divina Four, decide regresar a Buenos Aires, su ciudad natal, tras años de ausencia. El propósito de su viaje es alejarse un tiempo de los escenarios, relajarse, disfrutar de este descanso profesional y centrarse en su familia.
Pero el remanso que ansiaba hallar entre sus seres queridos se transforma en un torbellino cuando su vida se vincula repentinamente a la de Carlo Varzi, un proxeneta del barrio de La Boca, un hombre temible y sin escrúpulos, con un pasado tan oscuro como su presente.
Y aunque Micaela tratará de vencer la atracción que ese hombre ejerce sobre ella, finalmente cederá al impulso que la domina. Remordimientos y temores, deseo y pasión. El conflicto será inevitable.
Tras quince años de ausencia, Micaela vuelve a su querida Argentina convertida en una cantante lírica de gran talento, aclamada en todo el mundo. Lo hace porque necesita un respiro, encontrar algo que no sabe que es, pero que la mantiene inquieta. A su vuelta, los recuerdos del pasado, de su desaparecida madre y de su ausente padre, parecen pesar más que nunca. Nadie podría imaginar que esta etérea soprano se verá envuelta en un mundo de turbulentas pasiones, tugurios y mafiosos, todo por culpa del canalla de su hermano y del despotismo y la obsesión de Carlo Varzi, a quien podríamos calificar como el Hombre del saco.

Marlene es una novela muy completa. Se percibe en cada página el gran trabajo de la autora, el mimo, la dedicación, el tiempo, el cuidado por escoger la palabra correcta, por envolver al lector y sumergirle ne una historia que no sigue los cánones románticos a pies juntillas, pero que, ineludublemente, es una historia romántica en todo el sentido de la palabra.

Marle es intensidad, trabajo y sensualidad. Entre sus páginas encontramos un amplio abanico de tramas y personajes, todos ellos bien introducidos y encuazados, relevantes en el conjunto final. Normalmente me gusta leer las novelas en el español de España, cuando encuentro términos o expresiones que no me suenan tanto, que no forman parte de mi día a día, suelen sacarme de la historia (sé que no es justo, pero soy sincera); pero en este caso no así. Ese español de Argentina no ha hecho sino meterme más en la historia, que ya de por sí cuenta con un excelente telón de fondo, la Argentina de finales del siglo XX.

Florencia Bonelli nos ofrece una historia intensa, carnal, sincera y vivaz y un ambiente realista alejado del encanto edulcorado que muchas veces nos encontramos en el género. Pero, sobre todo, orquesta la historia en torno a un protagonista que se aleja de los estereotipos románticos y que en un primer momento, llega a provocar el rechazo del lector. Carlo es duro, rudo incluso, no es un caballero de brillante armadura y no trata de serlo. Es sincero en lo que a sí mismo respeta, dominante, arrogante y tenaz. Vive en una clase de miseria que poco tiene que ver con lo material, su vida no ha sido fácil, ha tomado ciertas decisiones que le han convertido en lo que hoy es, y esto le provoca luchas internas. Lo que unido a su complicado romance con Micaela, tendrá al lector con el alma en vilo en muchos momentos.

Marlene es una novela muy bien escrita y ambientada, intensa, sensual y potente. Creo que si habéis leído algo de la autora os va a gustar seguro.

Reseña: Casarse con él, Lisa Kleypas

28 octubre 2016

Lisa Kleypas · 2º- Los Ravenel · R. Histórico · Vergara

Leer una novela de Lisa Kleypas siempre ha sido un regalo, pero hoy en día me lo parece más que nunca. ¿La razón? El pésimo estado del panorama romántico en lo que a literatura se refiere. No sé que mosca les picado a las editoriales, pero no me gusta nada ver en qué están convirtiendo un género tan especial para muchas. Menos mal que Ediciones B nos sigue ofreciendo un catálogo romántico de calidad en el que no faltan las autoras de siempre.
Un magnate despiadado.
Una ambición feroz le ha brindado una enorme fortuna y mucho éxito a Rhys Winterborne. De origen humilde, Rhys está habituado a obtener todo lo que quiere, y desde el instante en que conoce a la tímida y aristocrática lady Helen Ravenel se obstina en poseerla. Si para asegurarse de que se casará con él tiene que llevarla a la cama, tanto mejor...
Una belleza protegida.
Por su estricta educación, Helen apenas ha tenido contacto con el rutilante y cínico mundo de la sociedad londinense. Sin embargo, la insistente actitud seductora de Rhys acaba por despertar en ambos una intensa pasión. Al tiempo que los enemigos de Rhys conspiran contra él, Helen debe confiarle su más oscuro secreto. El riesgo es inimaginable, y la recompensa podría ser maravillosa. Y todo comienza con...
Casarse con él.
Casarse con él es el segundo título de la nueva serie histórica de Kleypas, Los Ravenel. La autora nos puso los dientes muy largos con Un seductor sin corazón, donde conocimos a Rhys y Helen, que se convirtieron en una pareja de secundarios capaz de rivalizar con los protagonistas. En esa novela transcurre una buena parte de la relación de la historia que ahora protagonizan el magnate de galés y la delicada flor de los Ravenel. En ese primer título conocimos el inicio de su historia y una parte crucial de la misma. Por eso os recomiendo que leáis Un seductor sin corazón, que por sí mismo merece mucho la pena, pero que considero necesario para comprender bien la relación de esta pareja.

Casarse con él es una novela diferente a lo que me esperaba y a lo que nos suele ofrecer la autora. No es la historia de cómo Rhys y Helen se enamoran y son felices, sino la evolución que una joven dama inglesa, demasiado protegida por su familia, que encuentra su propia voz y un motivo por el que alzarla. Helen descubre lo que quiera y decide ir a por ello a pesar de todo lo que el mundo piense; decide sacar a relucir su carácter, dar por terminadas todas esas situaciones en las que se deja llevar por los deseos de los demás. Por eso digo que este no es el típico libro de Kleypas,porque la autora nos tiene acostumbrados a otro esquema. No digo que el romance se abandone, ni mucho menos, pero sí que tiene menos protagonismo de lo habitual.

Rhys ha construido un imperio a partir de la pequeña tienda de sus padres. Se ha convertido en el hombre más rico de todo Londres, pero la aristocracia no le acepta y no duda en mirarle por encima del hombro. Un buen día conoce a la tierna Helen, una aristócrata perteneciente a una familia venida a menos, y se encapricha de ella. Rhys es impetuoso y arrogante, toma lo que quiere y no duda en mostrarse autoritario. Por el contrario, Helen es tímida y tranquila, no alza la voz y respeta siempre los deseos de los demás aunque estos entorpezcan los suyos. Rhys le resulta demasiado masculino, embriagador y desconcertante, sus caracteres no parecen compatibles y, sin embargo, la chispa surge entre ellos. Claro que las cosas no pueden ser tan fáciles, algo ocurre entre ellos y se distancian. A partir de aquí arranca la trama de Casarse con él. El hecho de que la relación de esta pareja ya hubiera pasado por momentos clave en el libro anterior ha condicionado bastante esta historia, que se caracteriza por ser dulce, amable y un tanto picante, pero sin demasiados elementos reseñables en el apartado romántico.

A Rhys se le podría aplicar el dicho popular que dice "perro ladrador, poco mordedor". Él mismo se pinta como alguien temible y brusco, pero a la hora de la verdad, el protagonista se  deshace en dulzura al tratar a Helen y pone el mundo a sus pies. Puede que tenga carácter y poder, pero su relación con la protagonista va a ser de igual a igual. Esto me ha parecido acertado, un claro intento de actualizar ciertos cánones del género.

¿Qué puntos débiles le he encontrado a la novela? En ocasiones he sentido que Rhys perdía consistencia, que ese lado suyo temible quedaba en nada. Además, que parte de la historia de la pareja haya transcurrido en otro libro, hace que su relación en esta novela no tenga demasiados dramas. Por lo demás, he disfrutado de la novela aún reconociendo que está lejos de ser uno de los mejores títulos de la autora. 

Casarse con él tiene  a su favor el estilo sosegado y cuidado de la autora, unos estupendos secundarios y una trama que, aunque no sigue el patrón esperado, entretiene y engancha y se caracteriza por su dulzura. Sigo pensado que leer a Lisa Kleypas es una maravilla y estoy deseando leer su siguiente título, que promete grandes emociones.

Reseña: La decisión de Becca, Lena Valenti

18 octubre 2016

Lena Valenti · El diván de Becca 3 · R. Contemporáneo · Debolsillo

Por fin llegó el final de la historia de Becca y Axel. El final feliz de esta pareja está al alcance de su mano, pero aún tienen que superar algunos obstáculos y, sobre todo, capturar a esa sombra que quiere acabar con la alocada psicóloga. 
El diván de Becca ha sido un éxito en televisión. Lo que no va tan bien es la relación de idas y venidas entre Becca y Axel, un cañón, un dios del Olimpo, pero borde y perdonavidas, que la vuelve literalmente loca, sobre todo cuando le deja ver su verdadera cara: un hombre protector, cálido y con un gran corazón. Pero ¿qué le sucedió a Axel en su pasado para comportarse de esa forma tan desagradable con ella? Además de este misterio, se le suma la noticia bomba de Carla y Eli y la propuesta de los productores americanos para comprar los derechos del diván y llevar su caravana por Estados Unidos. Becca afrontará los acontecimientos con optimismo, y lo dará todo por sus pacientes y por Axel, aunque la situación se vuelva insostenible y el peligro que la acecha no solo amenace su vida, sino el futuro de su historia de amor.
Pero la empática Becca también tiene sus problemas... y quizá deba ser ella quién se siente en el diván de una vez por todas y empiece a tratar sus propias fobias para encarar su decisión más importante. La elección definitiva.
A Becca la vida le sonríe: su programa, con ella a la cabeza, está a punto de cruzar el charco y su relación con Axel, pese a todo, avanza. No todo es perfecto, y saber que alguien anda por ahí fuera esperando a hacerle daño complica su vida bastante, pero Becca es una mujer decidida y valiente y no le teme a nada, menos cuando tiene como guardaespaldas a Axel.

Sin duda, lo que más he disfrutado de este tercer libro es el proceso pausado mediante el cual Axel se va deshaciendo de sus corazas. Nunca va a ser un caballero de brillante armadura, lo políticamente correcto no van con él, tiene demasiada mala leche y mucho carácter. La vida a su lado nunca va a ser tranquila ni sosegada, pero lo mismo puedo decir de Becca. Estos dos se quieren mucho, pero no por ello dejan de tener roces. Axel es demasiado hermético, le va contando cosas a Becca pero se guarda mucho para sí y eso sigue provocando conflictos entre la pareja.

En cuanto a la parte no romántica de la trama, poco puedo decir. Sigue manteniendo el tono distendido y ligero de las anteriores entregas. Los secundarios, superficiales para mi gusto, siguen haciéndole los coros a la protagonista y su papel es poco reseñable. El ritmo es ágil, no cuesta pasar páginas, y el estilo de Lena es muy sencillo.

La decisión de Becca está muy lejos de ser la mejor novela de Lena Valenti. Sigo pensando que la autora se mueve mejor en el romance paranormal, donde nos regala mucha más intensidad, pero con la historia de Becca y Axel también podéis pasar un buen rato. No hay espacio para el aburrimiento entre las locuras de Becca, su familia, amigos y pacientes, sin dejar de lado a Axel, ese perdonavidas que tiene una parte dulce y tierna.

Reseña: Remy, Katy Evans

14 octubre 2016

Katy Evans · 3º- Real · R. Contemporáneo · Principal de los libros

¡Remy, Remy! Es imposible terminar el tercer libro de la serie Real sin corear el nombre de su protagonista. No suelo ser partidaria de que las autoras publiquen títulos en los que el otro protagonista cuenta la misma historia, pero siempre hay excepciones y Remy es un claro ejemplo de ello. Entre sus páginas vamos a poder disfrutar del nacimiento de su historia de amor con Brooke, pero, sobre todo, vamos a tener la oportunidad de conocer cómo funciona la cabeza de este hombre, de entender un poco sus irracionales conductas y su acaparadora posesión. En un momento de mi vida en el que apenas tengo tiempo para leer, Remy me ha durado solo dos días, así podéis haceros una idea de lo que me ha gustado.
El boxeador Remington Tate es todo un misterio, incluso para sí mismo. Solo la joven Brooke Dumas ha logrado conocer algunos de sus secretos y pasiones más profundas. Desde el momento en que se fijó en ella, Remy supo que tendría que luchar por conseguirla.
Su intensa historia de amor pasa al siguiente nivel en esta novela narrada por Remy y que aúna deseo, necesidad, pasión y amor.
Con Remy, Katy Evans se adentra en la mente del atractivo boxeador para revivir su historia de amor con Brooke.
La novela se centra casi por completo en la trama de Real, con el aliciente de que Remy es el narrador y somos testigos de la locura que invade su vida. Me ha resultado emocionante y muy tierno ver cómo quiere hacer bien las cosas con Brooke. Y, bueno... se me ha encogido el corazón un puñado de veces al verle perdido y desamparado. Remy es arrogante, está en la cresta de la ola y le llueven dinero y ofrecimientos allá donde va, pero en realidad está bastante solo. Considera que Brooke es su única oportunidad de ser feliz y en su relación deposita todas sus esperanzas. Su historia no será un camino de rosas, pero en ella siempre encontramos amor y, a pesar de los errores, con eso me quedo.

Otra de las cosas que no falta en esta relación es pasión. ¡Decir que esta pareja tiene mucha química es quedarse corto! Saltan chispas entre ellos, literalmente. Remy se siente muy atraído sexualmente por Brooke, sus frases son incendiarias y la forma que tiene de tocar a Brooke... ¡qué calor! Esta es otra parte de su relación que he disfrutado. Cierto es que su posesividad es un tanto asfixiante, pero hay tantas cosas buenas en el personaje, ha pasado por tanto y tiene una vida tan complicada, que lo entiendo.

No os recomiendo leer Remy sin haber leído los dos libros anteriores, Real y Mía, pero sí que os leáis la serie porque merece la pena (sobre todo el primer título). Katy Evans ha hecho un buen trabajo, ha creado una historia intensa y explosiva, con unos protagonistas que se ganan rápido el cariño del lector. La serie tiene ritmo y gancho, un puntito de magia y escenas que emocionan y eso, en el momento actual, es realmente difícil de encontrar. Así que dadle una oportunidad a Remy y a Brooke porque estoy segura de que, como poco, os van a hacer pasar un buen rato.