Reseña: El acuerdo, Melanie Moreland

16 mayo 2017

Melanie Moreland · R. Contemporáneo · Terciopelo

El acuerdo ha sido toda una sorpresa. Su argumento no se diferencia en nada de otras novelas, pero resulta que la magia está entre sus páginas, en las manos de la autora, que ha sabido transformar una historia predecible en una novela entretenida, dulce, emotiva y, sobre todo, coherente, con personalidad y bien construida. La de Melanie Moreland no es una novela erótica, así que no os dejéis engañar por las primeras impresiones.
Un tirano por el día, un playboy por la noche. Esa es la reputación que precede a Richard VanRyan. Él vive su vida de la manera que quiere, sin importarle las opiniones de otros. No se preocupa ni por nada ni por nadie, y no tiene intención de cambiar su manera de ser.
Katharine Elliott trabaja como asistente personal de Richard. Ella le desprecia y no comparte su más que cuestionable ética profesional, pero no tiene otro remedio que soportar y gestionar todos los trabajos que Richard le encarga ya que necesita su trabajo para poder subsistir. Hasta que llega el día en el que él le pide algo que Katherine nunca imaginó. Un nuevo acuerdo, con un trabajo diferente, su prometida en lugar de su asistente personal.
¿Qué es lo que puede suceder cuando dos personas que se detestan, tienen que vivir juntos y actuar como si estuvieran locamente enamorados?
¿Sobrevivirán al acuerdo que han firmado?
Richard VanRyan se considera un genio en su trabajo, por eso, y tras su excelente rendimiento laboral que no ha desembocado en su ansiado ascenso, decide que es momento de cambiar de aires y ponerle las cosas muy claras a su jefe.  Para ello necesitará la ayuda de su asistente personal, Katharine, una mujer en apariencia sumisa y perfecta a la que no aguanta. El plan que Richard se propone es muy de novela: convencer a Katharine de que se haga pasar por su novia, prometida y lo que surja para conseguir un puesto en Gavin Group, una empresa familiar que no solo quiere buenos empleados, sino personal con valores familiares, encontrándose Richard en el extremo opuesto. 

Richard es un tirano y un mujeriego, dicho de forma colorida, un cabronzado difícil de aguantar, engreído, arrogante,soberbio y maleducado. A Katharine, como a tantos otros millones de personas, no le queda otro remedio que aguantar a su jefe (las facturas y las cargas familiares no se sostienen solas). Por ello se muestra sumisa y educada, aguanta sus tonterías y malos modales, se traga todo lo que piensa y hace su trabajo lo mejor posible. Esta barrera entre jefe y empleado se rompe cuando Richard, que nunca ha demostrado tacto ni educado interés por su asistente, le pide a Katharine que se haga pasar por su prometida y deje su actual empleo (a cambio de una sustanciosa remuneración, claro). En este momento el poder deja de estar en manos de Richard, que se empieza a mostrar vulnerable pues su futuro pasa por las mano de otra persona. Este momento marca el devenir de la historia, en la que seremos testigos de la lenta, esperada y preciosa evolución de Richard, que pasa de ser un tipo insoportable a un hombre de negocios profundamente enamorado y entregado (y que a mí me ha hecho suspirar en más de una ocasión).

Como he dicho al principio, la novela no tiene un argumento original, pero no le ha hecho falta porque la autora ha acertado en muchas cosas: los personajes y su evolución, la coherencia de la trama y su correcto desarrollo, la tensión sexual, las tramas secundarias, los diálogos, los tiempos del romance...  Una vez que comienzas a leer la novela no puedes parar, al menos esa ha sido mi experiencia, y por la cual me vi leyendo de madrugada y acabando la novela en un solo día.

Richard es un hombre inaguantable y la autora no se esmera en ocultarlo en los primeros capítulos. Su forma de tratar a Katharine me parece despreciable, esos comentarios humillantes dicen mucho de la clase de persona en la que se ha convertido. Claro que ver cómo la autora hace cambiar al personaje me ha parecido una delicia y uno de los aspectos más positivos de la novela. En cuando a Katharine, no es una de esas mujeres sumisas con escasa personalidad. Al igual que Richad, tiene un pasado complicado y en su presente tiene ciertas responsabilidades que la atan a una existencia poco agradable. A pesar de todo, no se queja, tira para delante y lucha por ser feliz. Esa fuerza suya, su tenacidad, lealtad y sensibilidad me han gustado mucho.

En lo que respecta al romance no puedo estar más satisfecha. La autora se toma su tiempo, nada de enamoramientos en pocas páginas, aunque si mucha tensión sexual (que no es lo mismo que sexo y que como lectora aprecio más). Katharine y Richard comparten muchos momentos, su relación pasa por diferentes momentos hasta llegar al final feliz: hay drama, malos entendidos, amistad, camaradería...

En resumen, El acuerdo me ha encantado. No esperaba tanto de la novela, así que me he llevado una sorpresa muy agradable al encontrarme con una trama de sobra conocida por los lectores del género, pero bien trabajada, con unos tiempos muy acertados, una estupenda evolución del héroe y un romance lento y dulce que hacen que el conjunto final sea una lectura agradable, entretenida y adictiva que te deja con muy buenas sensaciones.

7 comentarios :

  1. Hola!!! Me lo tendré que leer, gracias por la reseña, ya apuntado. Besos

    ResponderEliminar
  2. No sabes cuanto me alegro de que te haya gustado!
    Pensamos prácticamente lo mismo. Al principio la actitud del protagonista me sacaba de mis casillas, ya tenía pensada hacer una reseña en plan "no leáis esta novela que el prota es muy machista" jaja pero mira, al final todo cambia.
    Es una novela muy bonita y espero se publiquen más de la autora.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es lo mejor que ha publicado Terciopelo en mucho tiempo. Solo espero que la gente no crea que se trata de otra novela erótica más y le de una oportunidad, porque merece de verdad la pena.


      Un beso

      Eliminar
  3. Lo que màs me interesa es que la historia se desarrolle de forma lenta así que no lo descarto. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    En cuanto he visto la portada me ha echado para atrás, pero leyendo tu opinión y viendo que es un libro emotivo y con evolución de personajes sobre todo Richard, me voy a animar, que ando falta de romances interesantes.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a falta de romances interesantes, al menos en lo que respecta a novedades, andamos todos. ¡Han caído mucho las publicaciones de RA en los últimos años! Pero sin duda esta merece la pena ;)


      Un beso

      Eliminar
  5. Hola!!
    No tenía pensamientos de leerlo y todavía no estoy del todo convencida, pero al menos tu reseña y la de Pasajes ha hecho que lo tenga en cuenta... ya veremos qué hago al ginal
    Un besote

    ResponderEliminar